La logística de los Marketplaces mundiales

La logística de los Marketplaces mundiales

La gran industria de la distribución de productos de pequeño y gran consumo buscan continuamente nuevos procesos para el refuerzo de la marca y la confianza del consumidor en cuanto a garantías y seguridad de compra, éste es el reto de los grandes multiretailers mundiales, el establecimiento de una logística diferencial que le hagan obtener procesos de venta y distribución ágiles para seguir engordando sus modelos de negocio y números de facturación.

El gigante americano Amazon, lleva tiempo haciendo del proceso logístico su valor fundamental, un atributo que le ha valido para ganarse al consumidor online y ocupar el primer puesto en el liderazgo ecommerce mundial. Procesos logísticos de picking automatizados, almacenaje robotizado y un sistema descomunal de estanterías metálicas lineales forman parte de la vida de sus grandes almacenes, no sé si los querían de clientes los amigos de estanterias.com.es.

Amazon lleva mucho tiempo haciendo de la logística su valor diferencial. Un recurso que le ha servido para ganarse a conciencia el primer puesto en la venta on-line. Sin embargo, su rival más potente, Alibaba, no está dispuesto a perder la batalla y continúa reforzando esta área fuera de sus fronteras.

Read More Read More

Acuerdo contra el cambio climático: La Cumbre de París

Acuerdo contra el cambio climático: La Cumbre de París

No parecía nada fácil, pero finalmente se ha hecho realidad. La Cumbre contra el cambio climático celebrada en París durante el pasado mes de diciembre llego su fin. Todo gracias al acuerdo alcanzado por los diferentes países allí reunidos, sí ,195 países de todo el mundo presentes en París durante más de dos semanas lograron alcanzar un consenso en torno a la reducción de las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera, todo ello a través de un pacto que sustituirá al anterior Protocolo de Kioto.

Este primer acuerdo contra el calentamiento global presenta diferencias con lo pactado en Kioto en 1997, sobre todo en lo que se refiere a la emisión de gases de efecto invernadero. A continuación, os desgranamos algunas de las principales novedades que se tendrán que llevar a cabo a partir de la primavera del próximo año 2017.

Emisión de gases

Como ya hemos comentado en la introducción, el principal objetivo de esta Cumbre de París era combatir el cambio climático, sobre todo en el aspecto de emisión de gases de efecto invernadero. En este apartado los países tendrán que estar al día, y serán obligados a crear inventarios nacionales (desde los que se publicará anualmente la cantidad de emisiones netas de gases contaminantes del país en cuestión).

Ahora lo importante son las emisiones netas, es decir los países adscritos al acuerdo podrán seguir emitiendo gases contaminantes siempre y cuando sean capaces de neutralizarlos. El acuerdo señala que lo importante es “conseguir un equilibrio entre las emisiones de origen antropogénico y las captaciones” de los diferentes países.

Financiación de las políticas ambientales

Al igual que en el Protocolo de Kioto, los países más industrializados tendrán que ayudar económicamente a la implantación de las nuevas políticas ambientales en las naciones más subdesarrollados que están dentro del acuerdo. Según las cifras mostradas en la Cumbre de París, se destinarán un total de 90.000 millones anuales a este plan de desarrollo ambiental.

Por otro lado, se mantendrá el mercado mundial de emisiones de gases contaminantes, es decir, los distintos países del mundo podrán vender parte de sus emisiones no utilizadas a terceros. Este, es uno de los aspectos que más polémica ha generado tras el acuerdo, sobre todo en el sector ecologista.

Temperatura limitada

Otro de los puntos alcanzados en la Cumbre de París afecta a la temperatura media de la Tierra, la cual según el pacto no deberá sobrepasar los 2ºC.  Una medida que involucrara a todos los países presentes en el acuerdo, los cuales tendrán que intentar reducir sus emisiones contaminantes con el objetivo de estabilizar la temperatura de la Tierra. Según los datos de la Cumbre, en unos años la temperatura media del mundo debería situarse en torno a un grado y medio.

Desde la Cumbre de París se ha hecho un llamamiento general a todo el mundo para luchar contra el cambio climático, para reducir así los efectos asociados al calentamiento global. Un objetivo que desde el 12 de diciembre parece estar más cerca.

China pone notas a sus ciudadanos

China pone notas a sus ciudadanos

El titular puede llevar a la confusión, pero no, China quiere poner nota a sus ciudadanos. El gobierno chino lleva preparando desde hace un tiempo una base de datos, mediante la cual evaluar el comportamiento financiero y social de sus ciudadanos.

A primera vista, puede parecer una mejora de cara a construir una mejor sociedad, sin embargo esta práctica recuerda y mucho a los sistemas de control social de la época maoísta.

Antiguo sistema de control

Este mecanismo de control, por el momento, recibe el nombre de ‘sistema de crédito social’ y fue planteado el año pasado por el Consejo de Estado de China. Hasta ahora no había tenido un gran calado, pero en el último Plan Quinquenal publicado por el Partido Comunista de China aparece reflejado este sistema. Un mecanismo, que a muchos les recordará al sistema de control que Orwell planteó en su novela ‘Rebelión en la Granja’.

Aunque parezca extraño, este sistema de control ya se plantea en algunos países democráticos, simplemente para controlar la devolución del crédito prestado a determinados individuos. Una práctica que parece poco democrática, y que el Partido Comunista de China quiere llevar más allá. Éste, pretende también recopilar información sobre las actividades administrativas, comerciales, sociales y judiciales de sus ciudadanos. Este proyecto supone recuperar los sistemas de control social de la época de Mao Tse-Tung (1949-1976), los cuales quedaron atrás gracias a las reformas introducidas a partir de finales de los 70.

Importancia de Internet

Sin duda alguna, parece que el Gobierno de China pretende volver a épocas pasadas, con la implantación de este sistema de control sobre sus ciudadanos, sin embargo, existe alguna diferencia. Desde hace años, el Gobierno chino ha impulsado una revolución tecnológica que ha introducido a Internet en prácticamente todos los aspectos de la vida social y económica china.

Esta transformación tecnológica, no solo pretende acercar Internet y las nuevas tecnologías a los ciudadanos chinos para que las usen como una plataforma para comunicarse, relacionarse o interaccionar; sino que quiere llegar más lejos. El Gobierno de China pretende convertir esta transformación tecnológica en una forma más de control sobre los ciudadanos.

Sin embargo, para que este fenómeno se produjera los gigantes tecnológicos como Alibaba, Tencent o Baidu tendrían que poner a disposición del Gobierno Chino sus extensas bases de datos, algo que no parece tan descabellado, teniendo en cuenta que los gigantes tecnológicos mencionados son compañías privadas, que pueden obtener muchos incentivos si cooperan con el Gobierno de China.

Control sobre los dispositivos tecnológicos

El Gobierno chino podría así recopilar mucha  información sobre sus ciudadanos a través de sus terminales móviles, ordenadores o videoconsolas. De esta manera, podrían puntuar el comportamiento de sus ciudadanos en función de las búsquedas, relaciones sociales o compras realizadas a través de Internet.

Un sistema que se mire desde donde se mire, parece más una práctica autoritaria propia de la China de Mao, que de una China democrática y abierta propia del siglo XXI.

¿Cuánto nos cuesta el Senado?

¿Cuánto nos cuesta el Senado?

La crisis económica surgida a finales del año 2008, sigue presente en nuestro país y con ella, sus nefastas consecuencias. Los españoles han tenido que apretarse el cinturón desde la llegada de la crisis a España, y a día de hoy, todavía vemos como los recortes o la subida del IVA sacude a una población, que ya está cansada de hacer sacrificios. Las protestas en las calles son cada vez más patentes, y las voces  que piden reducir la Administración Pública han crecido enormemente en los últimos años.

Son muchos los españoles que están cansados de comprobar el derroche y despilfarro de dinero público, que en muchas ocasiones se realiza por parte de la Administración Pública y los principales órganos de Gobierno, como el Congreso o el Senado. Sobre todo, este último, es el que más preocupa a la población española. Por eso cabe preguntarse, ¿cuánto nos cuesta el Senado a los españoles?

Función del Senado

El Senado se puede traducir como una Cámara de representación territorial, que se encarga  de ejercer la potestad legislativa, de aprobar presupuestos y de controlar la acción del Gobierno de turno.

Además de estas funciones, el Senado también se encarga de autorizar tratados internacionales, de la integración territorial, y de la elección de otros órganos como el Tribunal Constitucional o el Tribunal de Cuentas.

Actividad de los senadores

Las críticas más duras que recibe el Senado, se producen por la escasa utilidad del mismo. Muchos españoles, ven a éste como a un órgano que solo refrenda lo acordado previamente en el Congreso de los Diputados; y por tanto ven con buenos ojos su supresión o modificación íntegra, para que verdaderamente realice un trabajo público para la nación.

¿Cuánto pagamos por el Senado?

Si nos fijamos bien en los datos recogidos en los Presupuestos Generales del Estado, podemos ver como el dinero destinado al Senado para el próximo 2016, es de 52,5 millones de euros. Este importe, supone una subida del 1,2% con respecto al presupuesto que presentó en 2015.

¿Cuánto cobran los senadores?

Los principales gatos del Senado emanan de las retribuciones de los senadores. Según datos oficiales publicados por la Cámara Alta, el Senado ha gastado más de 13 millones de euros en pagar a sus senadores durante el año 2015, a los que hay que añadir 743.000 euros de incentivos al rendimiento de trabajo. El sueldo mensual de los senadores es de 2.813,91 euros, a los que hay que sumar determinados complementos en función del cargo que ostente cada senador.

Sin embargo, lo que verdaderamente preocupa a muchos españoles, son las continuas modificaciones del presupuesto público por parte de estas instituciones. Al presupuesto inicial presentado en un primer momento, se han añadido diversas modificaciones que incluyen nuevos gastos derivados de la recuperación del 25% de la paga extra de navidad de 2012, o la compra de smartphones para los 266 senadores que componen la Cámara.

Además, los senadores disponen de gastos extras, asociados a dietas o transporte que incrementan aún más si cabe el presupuesto destinado a esta institución. Viendo estos datos, no sorprende que a los españoles cada vez les preocupe más una institución como el Senado, sobre todo en tiempos de crisis.